Luego de la compra de un antiguo departamento en el centro de la ciudad, la intención de modernizarlo inspiró la remodelación que incluyó mobiliario personalizado para cada recinto y singulares puertas para dividir ambientes. Con una superficie de 55m2, se complementaron los recintos con muebles de melamina, revestimentos de cerámicos para muros y baldosas para piso, con puertas pino con vidrios de colores.